lunes, 5 de julio de 2010

Cosmofobia, de Lucía Etxeberría

En honor a uno de mis lectores favoritos, Illuminatus, hago esta entrada para destrozar un libro de Lucía Etxbarría en su honor.

Cosmofobia, que así se llame el parto de la doña, lo entendí yo como una alegoría de la autora al "madremíaquéescriboyoahora" unida a la tensión psicothriller personal de la misma de "eleditormehadadohastamañanadeplazoytengodoshojasescritas", cuyo resultado me produjo una mescolanza de "joderluciamelahasmetíodoblá" y "menosmalquemeloregalaronynomecostounduro". Todo ello regado con las creativas y pizpiretas historietas de gente sin interés como tu vecina y la mía, que viven en un barrio como el tuyo y el mío, haciendo cosas de gente anodina.

Lucía demuestra una vez más que, o habla de lesbianas o no se come un truño, así está el país, señores. Bueno, mientras a las lesbianas no les importe...

Un beso, Illu. Espero que te haya gustado

7 comentarios:

Illuminatus dijo...

Barbi, mil naciones pondría a tus pies y a aquellos que no te aceptasen como reina los quemaría vivos con sus familias en sus casas. Así me ha gustado. XD

La Etxebarriga es una de mis fobias literarias por sus humos y más aún desde que le cantó el plagio que le hizo a aquella psicóloga.

Enebea dijo...

A mí no me gusta la Etxebarría, cada vez que la he visto una entrevista he pensado que no me apetece nada leerla.
Pero cuando has dicho
"eleditormehadadohastamañanadeplazoytengodoshojasescritas", me he acordado de que más o menos escribió esa novela en versión infantil para su hija (creo, no he leído nada de ella). La tituló "La fantástica niña pequeña y la cigüeña pedigüeña".
Que no fuera que amplió el cuento para presentarlo al editor... en el cuento salen algunos personajes de la novela (o al revés).

Cuando lo de los plagios y tal aún me gustó menos la tipa. Siempre encuentran explicaciones para excusar un plagio, manda huevos.

No leemos las mismas cosas, por eso no podré comentar mucho aquí. Ainsss, qué penitaaaa.

Enebea dijo...

Antes quería decir "la he visto EN una entrevista", que me he dejado la preposición, mira qué chula yo... ja ja ja.

P. dijo...

Yo soy lesbiana y a mí SÍ me importa. Que la quemen. Que la destruyan. O que le den un premio tan gordo que su ego se infle hasta que explote. Y si la explosión alcanza a Isabel Coixet, mejor.

Que esa TIPA esté en un lista de premiados junto con Vázquez Montalbán, Torrente Ballester o Vargas Llosa hace que me hierva la sangre.

Aunque bueno, el premio planeta es política pura.

Asco!

Aitor Maiden dijo...

La verdad es que me dan ganas de esputar flemas atravesadas en la garganta y de sacarse los ojos con cucharones de helado cada vez que leo a esta tiparraca. Bueno, leer no es la palabra exacta porque no me da la real gana de ponerme con una de sus ¿novelas?, pero tiene cada artículo ¿periodístico? por ahí realmente deleznable.

El Señor de las Moscas dijo...

Plas plas plas.

Soy nuevo, así que le explico. Yo es que aplaudo todo lo que sea poner a Lucía Etxebarría a bajar de un burro.

Por cierto que yo particularmente no le encuentro la gracia ni siquiera hablando de lesbianas. Quede como apunte.

Volveré de visita un día de estos, que me ha gustado. Un saludo.

oh! rus! dijo...

oye, pero aquí qué pasa, criticais el libro porque la autora os cae mal cuando la mayoría admitís no haberlo leído? habeis hablado con torrente ballester o con vázquez montalbán? son muy majos? son salaos?

yo que sí que me he leído el libro, he de decir que si bien no pasará a la historia de la literatura contemporánea, me pareció distraído de leer, que no es poco cuando uno lee por ocio.

Publicar un comentario