lunes, 10 de mayo de 2010

Mala gente que camina, de Benjamín Prado.



Creo que la gente que vea esta sinopsis la pasará por alto si me conoces. ¿Por qué? Creo que ya he machacado a todo el mundo con lo de puta madre que es este libro.

Los personajes son interesantes. Todos. Hasta la madre del protagonista, y eso que las madres son las criaturas más maltratadas en todo tipo de literatura.
Él es un filólogo de hispánicas, funcionario y jefe de estudios en un instituto. Cuando prepara una charla sobre una autora de la guerra civil, descubre a otra que parece ser un diamante en bruto. Una obra que ha pasado desapercibida. El sueño húmedo de cualquier filólogo.

- Claro- dirán. - Que eso le ponga súper bruto a un filólogo me parece loable, Entrari. Pero yo soy un ciudadano (o ciudadana) de a pie. La disertación de un tío de hispánicas durante cuatrocientas páginas sobre un libro me parece abusivo.

MEEEEEEEEEEEC. Error. Primero, son cuatrocientas y pico páginas. Y para seguir, el escritor tiene un speech demoledor. No es metaliteratura.

Cuando leo hay veces que alguna frase me impresiona, o creo que me gustaría recordar. La forma de guardarlas es apuntarlas. Para ello doblo ligeramente una esquina de la hoja para volver a ella cuando encuentre un sitio donde pueda tomar notas. Bien, este libro tuvo hojas dobladas que pasé un rato devolviéndole a la normalidad antes de retornarle a la biblioteca. De hecho, quiero comprármelo y a prestarlo a quien aprecie. Juzguen ustedes.

Este fin de semana pedí  “Jamás saldré vivo de este mundo”, del mismo autor. Relatos cortos geniales que dejan claro que el nivel de este señor es la excelencia. Para mí, Benjamín Prado es el Haruki Murakami español. Eso, es lo más grande que puedo decir de un escritor. (pero la sinopsis de este libro tardará algo más, por motivos onomásticos he paralizado su lectura, pero no teman, tengo cinco más de otra gente pendientes).

PD: Con este libro, chica del bibliometro, te has resarcido. Aunque debo de decirte que Plenilunio (el de Antonio Muñoz Molina, no es del vampiros que brillan) es un poco pesado.  Un poco bastante.
PD2: Denle una oportunidad al libro. Que hasta la portada es una forma velada de la bandera de la republica.

6 comentarios:

Livia dijo...

Lo mejor que he leído este año... y además en estos momentos una lectura más que recomendable para saber de la dimensión de las atrocidades del franquismo.

tortuguita dijo...

Hola. Te acabo de leer por todo (vengo de barbija), me han encantado tus blogs! Enhorabuena, en serio!!! Y éste es genial, coincido plenamente en los que he leído, en los demás me lo apunto!

Eso, que feliz cumple, y que encantada de haberte conocido!

Ramón dijo...

A mí me pareció una novela fallida, aunque retrata bastante bien el ambiente opresivo del Valladolid de la época (por más que algunos nombres de calles estén confundidos). Y me parece fallida porque no se sabe a que juega y porque la novela no es más que un jueguecito intelectual.
Quizás soy un 'resentido', pero os recomiendo 'La Guerra Civil en Valladolid (1936-1939). Amaneceres ensangrentados' de Ignacio Martín Jiménes y publicada por Ámbito (una editorial nada sospechosa) en el año 2000.
Ha sido el único libro que me ha hecho llorar

Entrari dijo...

Livia: Me alegra que te haya gustado. Me estoy leyendo otro duyo, y encantado!

Tortuguita: Se agradecen las nuevas visitas, y las felicitaciones. Gracias maja

Ramón:A mi no me parece en ningun momento una novela fallida. Creo que si tenemos en cuenta solo la parte en la cual investiga el robo de niños en la guerra civil , nos dejamos una parte de la trama muy importante. La forma de mezclar anotaciones de otros campos culturales, detalles insignificantes y pensamientos privados me recuerdan mucho al estilo de Murakami, como ya dije. Sin duda, la parte que se desarolla en la epoca actual, su situacion en el trabajo y cmo se relaciona con las mujeres de la novela, son vitales para comprender la dimension del libro.

SI se lee como una novela de la guerra civil se queda coja

El guardian de tu secreto dijo...

joder!! yo hago lo mismo!!! lo de marcar las páginas, digo. y luego voy yo, todo friki, a transcribirlas a un archivo word que en un alarde de ingenio le he llamado frases interesantes. Debo rondar las ochocientas citas, cita arriba cita abajo.
Me apunto este libro como de pendiente lectura.
muy buenos tus blogs. enhorabuena.

hada madrina dijo...

Me parece un buen libro, además, siendo de Valladolid,alguna de las señoras, me parecen que las "he visto "por la calle esta misma mañana.Que pena saber que esto fué verdad, luego hablamos de (Las madres de Mayo)Como demos tiempo a que se mueran los que nos lo pueden contarrrr, vamos mal.

Publicar un comentario